lunes, 21 de junio de 2010

Las olas

El mar es sólo un conjunto de olas sucesivas, igual que la vida se compone días y horas, que fluyen una detrás de otra. Parece una división muy sencilla, pero esta operación, incorporada a la mente, ha salvado del naufragio a innumerables marineros y ha ayudado a superar en tierra muchas tragedias humanas. Recuerdo haberlo leído, tal vez, en alguna novela de Conrad. Si en medio de un gran temporal el navegante piensa que el mar encrespado forma un todo absoluto, al ánimo sobrecogido por la grandeza dela adversidad entregará muy pronto sus fuerzas al abismo; en cambio, si olvida que el mar es un monstruo insondable y concentra su pensamiento en una ola concreta que se acerca y dedica todo el esfuerzo a esquivar su zarpazo y realiza sobre el una victoria singular, llegará el momento en que el mar se calme yel barco volverá a navegar de modo placentero. Como las olas del mar, los días y las horas baten nuestro espíritu llevando en su seno un dolor o un placer determinado que siempre acaba por pasar de largo. Cuando éramos niños desnudos en la playa no teníamos conciencia del mar abstracto, sino del oleaje que invadía la arena y contra el se establecía un desafío. Cada ola era un combate. Había olas muy tendidas que apenas mojaban nuestros pies y otras más alzadas que hacían flotar nuestro cuerpo; algunas llegaban a inundarnos por completo con cierto amor apacible, pero, de pronto, a media distancia de nuestro pequeño horizonte marino aparecía una gran ola muy cóncava adornada con una furiosa cresta de espuma que era percibida con gritos sumamente excitados: Los niños nos preparábamos para afrontarla: los más audaces preferían atravesarla clavándose en ella de cabeza, otros conseguían coronarla acomodando el ritmo corporal a su embestida y quienes no veía en ella una lucha concreta, sino un peligro insalvable, quedaban abatidos y arrollados. Con cuánto placer dormía uno esa noche con los labios salados y el cuerpo cansado, abrasado por el sol, pero no vencido. La práctica de aquellos baños inocentes en la orilla del mar es la mejor filosofía para sobrevivir a las adversidades. El infinito no existe, el abismo es sólo un concepto. Las pequeñas tragedias de cada día se componen de olas que baten el costado de nuestro navío. La única sabiduría consiste en dividir la vida en días y horas para extraer de cada una de ellas una victoria concreta sobre el dolor y una culminación del placer que te regale. Una sola ola es la que te hace naufragar. De esa hay que salvarse.

Manuel Vicent, en “El cuerpo y las olas”


Cuando yo no encuentro palabras para expresarme siempre tengo a mano a Manuel Vicent. Espero que disfrutéis la reflexión.
Aprovechando que estamos en alta mar os dejo con esta sencilla receta que copié del programa Cuines en TV3: calamares con crema de cebolla y guisantes. La autora es Mey Hofmann del restaurante Hofmann de Barcelona. A continuación mi versión, me salté la decoración con tempura porque mis comensales estaban hambrientos…

Ingredientes
- 2 o 3 calamares por persona, según el tamaño.
- 2 cebollas grandes de Figueres (cebolla dulce)
- 2 dientes de ajo
- Hoja de laurel
- Aceite y sal
- 2 hojas de menta para guisar
- 300 gr. de guisantes
- Alguna hoja de menta para decorar

Preparación
- Limpiamos bien los calamares vigilando no liar un festival de tinta en la cocina. Una vez limpios, lavamos uno por uno y dejamos escurrir.
- Cortamos las cebollas en tiras finas, sazonamos, las ponemos en una sartén a fuego medio y cocinamos lentamente. Cuando las veamos transparentes añadiremos los dos dientes de ajo que habremos laminado y la hoja de laurel. Dejamos que se acaben de hacer. A continuación a apartamos la sartén del fuego, retiramos la hoja de laurel y pasamos la cebolla por el túrmix. ¡Ya tenemos la crema lista!
- En la misma sartén salteamos los guisantes (que previamente habremos cocido) con las dos hojitas de menta.
- Al mismo tiempo, pero en otra sartén, podemos ir haciendo los tubos de calamar con un chorrito de aceite, sal y dejamos hasta que estén bien doraditos. Así todo saldrá al mismo tiempo y no se enfriará.
Y ya por último montamos el platillo: cortamos los calamares a la altura de las aletas, rellenamos con guisantes, colocamos los trozos de calamar, más guisantes, las patitas, una cucharada de crema de cebolla y unas hojas de menta para decorar.

¿Qué os parece? ¿Preparados para salvarse de esa ola?

Otro día os explico el cuento de La princesa y el guisante que hoy ya es tarde.

Besos y feliz semana, corazones.

28 comentarios:

  1. Muy bueno lo de M. Vicent :)
    Y el plato, ayy ese plato está divino!
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el escrito, pero esos calamares....mmmm....que presentacion mas bonita!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Jo també vaig veure la recepta i em va agradar molt... un plat mol tmariner per degustar al costat del mar.

    ResponderEliminar
  4. És una recepta de luxe, a tu t'ha quedat estupendíssima!! noia, tens unes mans d'àngel!!!! Molts petons.

    ResponderEliminar
  5. Marina, me gusta mucho leer tus entradas. lo hago con lentitud, empapándome de la lectura y nunca mejor dicho, modestia aparte jj, con el tema de la entrada. Me ha hecho recordar viejos tiempos y siempre es bonito volver la vista hacia atrás pero sin ira, dando gracias por el tiempo pasado y por el presente y por el que queremos que llegue. la vida siempre es un continuo ir y venir, nada permanece, siempre hay una vida nueva y otra que se desaparece, como las olas.
    Lo que se ha quedado grabado en mis retinas ha sido esta estupenda foto de este delicioso plato de calamares. Un lujo.
    Han debido estar exquisitos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!!
    YO por suerte, puede ver la primicias por el facebook! tal como te dije: genial! Me encanta!
    Pero que te quede claro que me tienes que dar un clase de presentación! que a mi me salen fatal y ha ti te quedan que parecen obras de arte!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Este plato es impresionante, qué realización y qué montaje. una maravilla¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Un plato excelente y con una presentación de impresión, como las palabras de Manuel Vicent.
    Un beso guapetona

    ResponderEliminar
  9. Casi hemos coincidido en receta. Tienen que estar de fábula.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. hola Marina, me ha gustado mucho la receta pero sobre todo, la reflexión de Manuel Vicent, me ha servido de mucho. Gracias.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Que maca aquesta cita, Marina. Per a llegir i reflexionar. :-)

    i el plat, ummm, que booooo, que bo!! m'ha encantat la salsa de ceba, no la coneixia però me la puc imaginar, ummmm de debò que m'has fet salivar :-) boníssim!

    un petonàs, preciosa! :-)

    ResponderEliminar
  12. Yo tambien vi el programa en TV3 y tengo esta receta en pendientes. te han quedado magnificos... siempre que utilizo guisantes me acuerdo del cuento que mencionas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. gracias por pasarte a desde cero. te esperamos este verano!

    ResponderEliminar
  14. Marina, me quedo con la receta que tiene que estar deliciosa. Me encantan todo lo que se haga con calamares y nunca había visto un plato así. Super original.
    Además la presentación te queda de profesional y eso que no usaste la tempura.
    Respecto a las olas que trae la vida te puedo decir que soy feliz totalmente. En mi familia siempre hemos sido religiosos y aunque yo me aleje de la práctica cristiana Dios no me dejó de su mano y para mi el auxilio me viene del Señor que hizo el cielo y la tierra y en mi vida Dios hace cada día grandes milagros.
    No se si serás creyente o atea, da igual, tal vez no me entiendas o tal vez si, pero lo siento tan firme en mi vida que no puedo hablar otra cosa.... jejejeje
    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Hola querida! gracias por tus felicitaciones, que tengas bonito fin de semana :) mua!!

    ResponderEliminar
  16. Yo también hubiera pasado de la decoración, con semejante pinta quien podria esperar!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. Marina, aunque te he dejado antes mi comentario paso de nuevo para agradecerte tus visitas. En estos meses no podré entrar mucho en vuestros blog,s, espero que me disculpes, el verano tiene la culpa. Siempre que pueda te dejaré mi comentario aunque lo haya hecho con anterioridad. Aunque tarde, sabes que no me olvido.
    Que lo pases muy bien.
    Hasta pronto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Vaya pinta tienen esos calamares!
    por lo que he leído en la receta original los calamares van en tempura?
    Por cierto, te contesto aquí, un poco tarde, lo de los tomatitos, por si no lo leías allí. Los compro en el carrefour ya secos en aceite, van en un tarrito. Una vez compré secos y los puse yo en aceite, pero no sé si los dejé poco tiempo o qué pero no me gustaron como quedaron.
    un beso!

    ResponderEliminar
  19. Me encanta lo que pones, lectura tienes tan fácil, los calamares...ummm ricos, ricos...

    ResponderEliminar
  20. Marina, creo queestamos deseando verte otra receta
    :-)
    no es por meterte prisa ni nada de eso.
    Me entusiasman tus presentaciones, las visuales y las literarias.

    ResponderEliminar
  21. Hola mis queridísim@s,
    ¿Cómo va el verano?
    Hace nada que compartíamos cremitas calientes y ahora cualquiera enciende el horno…

    Hola Gabriela, guapa,
    Tienes razón M. Vicent es divino y los calamares quedaron muy buenos, jeje!
    Me ha gustado mucho vuestra nueva iniciativa en Desde Cero ¡Felicidades!
    Un beso ;)

    Sonia, guapa, hola,
    Me alegro que te gustara Las olas y mi platillo.
    El día que empiece hacer todos los que me grabo tuyos…¡Todo llegará! ;)
    Besitos

    Gemma, hola guapa,
    La veritat és que em van agradar molt totes les receptes d’aquella setmana del Cuines. I tens raó és un plat ideal per degustar a la vora del mar amb un vinet blanc ben fresquet ;)
    Petonets :)

    Hola Txell i Kike, guapus,
    Que trobava a faltar les vostres visites i paraules...Mans d'àngel? Ains, ja m'agradaria! Qui piropo!M'agradat!
    Gràcies i molts petonets ;)

    Juan, hola guapo,
    Me alegro que te hayas empapado con estas Olas de nuestro queridísimo Manuel Vicent y que te hayas quedado con la imagen de los calarames, ahí reposaditos por poco tiempo, jeje!
    No te preocupes si ahora no vas a poder estar lo que te gustaría en la blogesfera, es una espinita que por temporadas vamos arrastrando unos u otros. Yo siempre voy tarde, sin poder haceros las visitas cuando toca, publicando cada mes (¡No puede ser!) pero el ratillo que tengo lo disfruto al máximo, es tan gratificante. Así que tu no te preocupes, siempre serás bienvenido aquí y en todas las cocinillas, que eres unos de los bloguers más querido de la red :)
    Besos ;)

    Laura, mi querida miss fondant,
    Ya haremos clase de intercambio, pero con esos fondants que haces yo no creo que tengas que aprender a decorar unos platillos, mi alma!
    Tienes razón adelantando las recetas en el facebook aquí ya poco nos sorprenden, jeje!
    Besos :)

    Luz, hola guapa,
    ¡Qué me gusta las cositas que me dices!
    Ya estoy contestando y lo próximo que toca una nueva entrada.
    ¿Tienes la maleta preparada? ¿O solo te vas a llevar esa estupenda cámara nueva? :) ¡Jiji!
    Besitos ;)

    ¡Guapa, Mari!
    Solo me falta una alfombra roja en la entrada ¡Muchas gracias por tus halagos!
    Un beso :)

    Silvia, hola guapa,
    Casi coincidimos, pero yo no me quiero perder esos calamares tuyos rellenos, ¿Intercambiamos un tupper? ;)
    Besitos :)

    ¡Hola Antonia, guapa!
    Me alegro que te hayan servido las palabras de Manuel Vicent, a mi me encanta, siempre da con las palabras que una no encuentra para expresar lo que siente. Además que te invita a la reflexión y a superarte, mejorarte...
    Su lectura y la cocina a mi me sirven de terapia :)
    Besos ;)

    Maduixa, hola guapa,
    Moltes gràcies per les teves paraules i la teva visita, sempre tan dolces com les teves publicacions ;)
    Una abraçada :)

    Alfons, guapo,
    Una setmana el Cuines podia estar protagonitzada per blogueros…Ains, que m’agradaria veure els teus gotets i a tu en acció :)
    Jo des de ben petita que tinc molt present el conte de la princesa i pèsol, no sé...
    Un petonàs ;)

    Mari Carmen, hola guapa,
    Me alegra que te haya gustado el patillo.
    Y mucho más que seas feliz y que encuentres en el día a día auxilo en el Señor :)
    Besitos ;)

    Marilu, guapa,
    Los adornos con tempura hubieran sido lo suyo para darle el toque chic, pero en casa que ya se me deseperan con las fotos del plato... Como para hacerles adornos antes :S
    Besos :)

    Miss Nono, hola guapa,
    Muchas gracias por venir a contestarme aquí, tomo nota para cuando le meta mano a los muffins con tomate seco, feta y pesto, qué buenos!
    En relación al plato, en tempura iban unos aros de cebolla y una flor de calabacín, el calamar a la plancha con su chorrito de aceite y ya está.
    Petonets :)

    Sara, hola guapa,
    ¡Bienvenida y muchas gracias por tu visita!
    ¡Qué lindo comentario! ;)
    Besitos :)

    Gracias a tod@s por pasar un ratito conmigo ;)
    ¡Hasta pronto, corazones!

    ResponderEliminar
  22. Un segundo, me he saltado a Lola, sorry!
    ¡Enhorabuena por la iniciativa! Te seguiremos en tu blog, un gran descubrimiento, y Desde Cero con la amiga Gabriela. ¡Mucha suerte, chicas!
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  23. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    ResponderEliminar
  24. Que buena combinacion!! una maravilla de plato, me imagino su sabor, que rico.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Tu escrito me encanta pero tu plato...ummm un besazo grande

    ResponderEliminar
  26. Marina, ¿como llevas el verano? espero que lo estés pasando estupendamente. Creo que voy a ser quien más comentarios deje en esta entrada pero no quiero dejar pasar el momento en que puedo entrar para visitarte y darte las gracias nuevamente por tus visitas.
    Espero que sigas disfrutando del verano hasta que finalice.
    Vuelvo a ver estos calamares y me entran muchas ganas de probarlos. Debe ser la hora jj.
    Nos seguiremos viendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Hola Marinita de mis amores, que pasa que ya no publicas nada, estas baga, bueno me gusta ver tus comentarios en mi blog, se que te acuerdas de mi, vamos a disfrazar a la princesa de mariquita ya te mandare fotos, esta linda, y me tiene loca, besitos, pepa.

    ResponderEliminar